domingo, 25 de marzo de 2018

BASÍLICA SAN ANTONIO DE PADUA - Villa Devoto
PERSONAJES DE COLECCIÓN

He aquí una nueva entrada en nuestro blog, luego de largo tiempo de inactividad.

Transcurridos casi ocho años, me pareció oportuno publicar un programa acerca del órgano de la Basílica de San Antonio de Villa Devoto, en la ciudad de Buenos Aires, el cual fue grabado en el mes de junio de 2010 siendo párroco aún el padre Néstor Gallego, quien gentilmente autorizó la realización de este video para el programa "Personajes de Colección" bajo la conducción de Graciela Martínez, el cual salía al aire por señal de cable.

La idea de publicar este material surge para rendir tributo y agradecer a quienes lo hicieron y porque al transcurrir el tiempo no lo he visto reproducido por ningún otro medio, salvo mejor información.

Es un placer poder compartir con nuestros lectores este video, pues mi actividad en esta Basílica tuvo un largo período que abarca desde el año 1978, siendo párroco el padre Abelardo Silva, luego obispo, continuando con el parrocato del padre Roque Chidichimo, quien decidió en 1985 la restauración y remodelación del órgano, cuya documentación detallada guardo en mis archivos desde entonces, hasta 2011 siendo párroco el nombrado padre Néstor Gallego. Fueron treinta y tres años al servicio de la Basílica, no sólo como organero, sino en múltiples tareas ligadas a la música litúrgica y también a otras necesidades donde pude ser útil. Lo sabe Dios y ésto sin tomar su Nombre en vano.

He visto, con cierto asombro, que en el transcurso de 2017 este órgano pasó a integrar la lista de más setenta órganos de la Ciudad de Buenos Aires, los cuales son protegidos por una ley, la número 5808 de la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, mencionados como "Órganos Musicales Históricos".

Si por histórico se entiende que algo es afectado por el paso de los años, podemos convenir que eso está bien. Pero una mayoría de los órganos que integran esa lista no cumplen con ciertas condiciones que deben verificarse para que un órgano sea considerado histórico. Por ejemplo, que el instrumento así considerado no haya sufrido modificaciones de relevancia, siendo óptimo que aún hoy se encuentre en estado original en cuanto a tubos sonoros, sistema de accionamiento, etc. Entonces no basta que algo sea "viejo" para ser considerado histórico.

Salvo que ahora hayan cambiado las condiciones (o los intereses de algún colega) y yo no haya tenido noticias, cosa improbable. 

Y mi asombro viene porque el proyecto de ley y la misma ley salieron en poco tiempo y no aparece quién le dio letra a los señores legisladores porteños. Salvo que haya entre ellos alguno que sabe y entiende acerca de órganos y organería. Misterio. Igualmente, si así fuere, creo que le erró en el calificativo "históricos". Incluso la descripción "Órganos Musicales" denota que en la Argentina hace rato que prácticamente nadie sabe lo que es un órgano. Por eso la necesidad de explicar. Pero es más correcto, en todo caso, hablar de Órganos de Tubos, para distinguirlos de la infinidad de teclados electrónicos de uso hogareño y también profesional a los cuales la gente denomina "órganos".

Bien. Aquí concluyo estos comentarios. A continuación dejo disponible el video mencionado ingresando a:






Hasta la próxima.

Bonus track...







sábado, 31 de diciembre de 2016

Felices fiestas navideñas


Y con la esperanza de un bendito año 2017

lunes, 8 de febrero de 2016

Artífices II

Continuando con el espacio dedicado a músicos, artistas y artesanos ligados al ambiente organístico, queremos destacar hoy al maestro José Cicero, quien fue organista y director del coro de la Basílica del Santísimo Sacramento en Buenos Aires durante cuarenta años.

José Cicero nació el 25 de mayo de 1934 en Vicente López, provincia de Buenos Aires. En su entrada a la adolescencia y hasta su primera juventud fue seminarista en el Seminario de la ciudad de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires. Allí aprendió latín y canto gregoriano, lo cual modeló su espíritu sensible para la música para toda su vida.

Según él mismo relata en una entrevista realizada en julio de 1990 para el boletín parroquial de la parroquia del Santísimo Sacramento, contrajo matrimonio con María Angélica Parodi con quien tuvieron tres hijos: Cecilia Inés, Horacio Eduardo y Ernesto José.

José Cicero dirigiendo el coro
de la Basílica del Santísimo Sacramento


Realizó sus estudios musicales en forma privada, mas posteriormente decidió revalidarlos oficialmente ingresando al Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, del cual egresó en 1972 con los títulos de Director de Orquesta y Director de Coro. Como director de Coro se especializó en Canto Gregoriano y Polifonía Sagrada.




Sin embargo, sus primeras actividades como Director de Coro y organista comenzaron en el año 1957 en el coro "Lagun Onak" con la guía y supervisión de su fundador y primer director, el recordado padre Luis de Mallea, el cual en una oportunidad quiso compartir la dirección del coro con el joven José Cicero, dirigiendo medio concierto cada uno.

José Cicero junto a integrantes del coro
(de pie, el tercero desde la izquierda)

No menos importante fue su colaboración y participación junto al padre Jesús Gabriel Segade en la Cantoría de la Basílica de Nuestra Señora del Socorro. Tal fue la  excelente impresión que causó en Segade la preparación de ciertas obras y el clima musical que Cicero lograba con la Cantoria cuando se le confiaba esta tarea, que no sólo lo ponderó públicamente en una oportunidad sino que esta confianza le valió una muy satisfactoria presentación por nota, firmada por el padre Segade, ante el presidente del Fondo Nacional de las Artes, doctor Juan Carlos Pinasco, en enero de 1972.


En aquella presentación, solicitada por Cicero para una gestión personal, Segade expresó:
"El señor Cicero es colaborador mío hace ya once años como integrante de la Cantoría del Socorro y como preparador técnico de la misma. Sus cualidades personales y musicales entre las que se destacan su inflexible seriedad y responsabilidad lo han hecho acreedor también al cargo de organista en la Basílica del Santísimo Sacramento, que con dicho órgano y el coro trabaja exitosamente por una revalorización y dignificación de la liturgia."

Cabe decir que el Fondo Nacional de las Artes dio curso favorable a la solicitud del maestro José Cicero.

José Cicero dirige un concierto en la Basílica

Su ingreso a la actividad musical en la Basílica del Santísimo Sacramento tiene lugar en septiembre de 1969. El también recordado maestro Hermes Forti lo invita a colaborar con él en la dirección del coro que en aquel entonces cantaba en los casamientos. En 1970 se integra al coro de la Basílica dirigido por el padre José Bevilacqua para los conciertos de Semana Santa, Corpus Christi y Navidad que se ofrecían cada año.


José Cicero (sentado, en el centro)
junto a integrantes del coro



Hacia fines de 1971 enferma el maestro Forti y el padre Bevilacqua debe hacerse cargo de toda la actividad musical de la Basílica. Frente a esta situación, José Cicero es requerido por el padre Bevilacqua pidiéndole  una colaboración más asidua para las ceremonias litúrgicas y las bodas. 




Con el devenir de los años, y requerido naturalmente por su actividad pastoral, el padre Bevilacqua fue delegando en el maestro Cicero cada vez mayor responsabilidad en la tarea musical. Frente a tan importante trabajo, tuvo el permanente aliento de un verdadero hombre de Dios, tal como consideramos fue el padre José Aristi.

Ante el traslado del padre Bevilacqua como párroco de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en la ciudad de La Plata, al maestro Cicero le fue confiada por la comunidad sacramentina toda la responsabilidad musical de la Basílica. Esto ocurrió en el año 1982 y continuó hasta 2010, año en el cual cesó en sus funciones como organista y director del coro.


José Cicero (primero, a la izquierda)
con Carlos Cappellaro (centro)
e integrantes del coro

Por relato del mismo maestro Cicero sabemos que durante varios años su itinerario comenzaba con la tarea de copista y arreglador en la Orquesta Sinfónica de la Policía Federal Argentina con sede en el barrio de Barracas. De allí se trasladaba hasta las calles Austria y Las Heras, en el barrio de Palermo, para preparar y dirigir al Coro Nacional de Ciegos, tarea que desempeño al suceder al maestro Ladislao Scotti y, concluido este segundo trabajo diario, partía hacia Retiro para llegar, como todos los días durante años, a la bendición con el Santísimo Sacramento y posterior misa vespertina, donde acompañaba estas ceremonias con órgano y canto. Para las bodas, dirigía el coro y el órgano era pulsado, luego del traslado del padre Bevilacqua, por el organista Carlos Cappellaro.


Hace poco tiempo, el maestro Cicero nos confirmó con sus propias palabras algo que siempre se manifestaba claramente mientras tocaba y cantaba al mismo tiempo: "...cada vez que acompañaba con música las misas, ya con cánticos, ya con órgano solo, hacía de cada intervención un momento de oración."


Rok Fink - José Cicero
junto a la consola del órgano

Y haciendo actual su consideración final en aquel boletín parroquial de 1990, el maestro José Cicero expresaría: " Cuarenta años al servicio del culto del Señor Sacramentado y de mis hermanos a quienes intenté ayudar humildemente a cantar, hacen nacer en mi corazón un profundo agradecimiento a Dios nuestro Señor, extensivo a la Comunidad Sacramentina que me permitió tan alto como inmerecido honor."



Aquel último domingo de diciembre de 2010, José Cicero acompañó con órgano y canto la última misa de la mañana, apagó el órgano, juntó sus pertenencias, recorrió las galerías superiores de la Basílica para realizar sus acostumbradas oraciones al concluir su tarea y partió para ya no regresar. Se fue solo, en silencio. Nadie se acercó a despedirlo. 


Gracias, maestro Cicero, amigo bueno, por su entrega y constante buen ejemplo y por todos los años de su vida haciendo lo que alguien llamó "la música de Dios", todo lo cual no quedará sin recompensa.

Fotos: "Rok" Fink (archivo personal)



















sábado, 2 de enero de 2016

Feliz Navidad, feliz año 2016


A todos nuestros lectores, deseamos un feliz tiempo de Navidad y todo lo mejor para este año 2016

martes, 22 de diciembre de 2015

Artífices

BREVE INTRODUCCION

Se define como artífice a aquella persona que ejecuta una obra con habilidad o destreza. También se dice de la persona que cultiva las bellas artes, el artista, siendo el arte la capacidad, la habilidad para hacer algo. El artífice, mediante su arte, puede entonces expresar la belleza.

Teniendo en cuenta lo antedicho, hemos abierto este pequeño espacio para dar a conocer, y asimismo agradecer, a aquellos artífices que a lo largo de más de tres décadas de trabajo han colaborado con nosotros a través de su arte.

Así podemos nombrar a distinguidos organistas argentinos y extranjeros. Ellos lucieron en maravillosos conciertos muchos órganos por nos restaurados. Y también es de resaltar a nuestros organistas que dieron y siguen dando uso a los órganos en las distintas funciones litúrgicas, finalidad primaria para la cual fueron éstos construidos en los templos.

Pero también han sido imprescindibles para complementar nuestros trabajos otros restauradores, artesanos y hombres de distintos oficios que nos ayudaron a obtener los mejores logros tanto funcionales como estéticos en cada obra.

Entre estos últimos caben los siguientes nombres:

Enrique José Bisigato, Carlos Vila, Mercedes de las Carreras, Marina von der Heyde, Olga Florencia Casal, Fabio Foresi, "Nino" Huergo, Guillermo Alderete (padre), Guillermo Alderete (hijo) y Diego Díaz.


Enrique Bisigato


ENRIQUE JOSE BISIGATO
Carpintero

Intervenciones más destacadas:
-     Restauración del mueble de la consola y adaptación de las puertas frontales en el órgano “Steinmeyer” de la parroquia Nuestra Señora de Luján (Castrense), Belgrano, Buenos Aires.
-     Restauración de una importante rotura en la tapa de roble de la consola del órgano “Cavaillé-Coll” de la Basílica del Sagrado Corazón, Barracas, Buenos Aires.
-   
Luján (Castrense) - Consola
Luján (Castrense) - Consola











-    Lustre a nuevo de la consola del órgano de la Abadía de Santa Escolástica, Victoria, provincia de Buenos Aires.

Santa Escolástica - Consola (interior)
Santa Escolástica - Consola


Santa Escolástica - Consola


-      Restauración de una pieza de madera frontal del órgano “Walcker” de la Catedral Basílica de Santiago del Estero.
   Restauración de teclas y lustre a nuevo de la caja de roble de un pequeño teclado perteneciente al Carrillón del Consejo Deliberante de la Ciudad de Buenos Aires.



Carrillón - Teclado dañado
Carrillón - Teclado dañado


Carrillón - Teclado restaurado
Carrillón - Teclado restaurado





















-       Confección a nuevo, en madera de roble, de una tecla para la pedalera y otra para teclado manual, faltantes en el órgano “A. Cavaillé-Coll” de la parroquia de San Francisco Solano, Bella Vista, provincia de Buenos Aires. Restauración del atril de roble para el mismo órgano.

San Francisco Solano - Teclados


San Francisco Solano - Tecla faltante
San Francisco Solano - Tecla faltante



San Francisco Solano - Consola


Enrique Bisigato - Ajuste de teclas
Enrique Bisigato - Ajuste de teclas



E. Bisigato - Cepillado de tecla


Réplica de una tecla en roble
Presentación y ajuste de tecla nueva



Presentación de nueva tecla


Teclado completo
Teclados instalados



Réplica tecla de pedalera en roble


Pedalera completa
Teclados restaurados











Fotos: Carlos Amadini


CARLOS VILA.
Carlos Amadini - Carlos Vila
Transportes.

Un sinnúmero de servicios nos ha prestado Transportes Vila durante muchos años. Consolas, ventiladores para órganos, fuelles, secretas, traslado de un órgano positivo para una ópera en el Teatro Colón, traslado un pequeño órgano completo desde Entre Ríos a Luján. Mas no sólo del transporte se ha encargado Carlos Vila. Invalorable ha sido su colaboración ubicando con precisión, junto con sus operarios, distintas partes para órganos en lugares de difícil acceso o de alturas considerables.


Santa Rosa - Antiguo ventilador
Desmontaje del ventilador


Desmontaje del ventilador



Ventilador desmontado
Santa Rosa - Nuevo ventilador



Montaje nuevo ventilador


Nuevo ventilador - Montaje en altura
Nuevo ventilador montado



Ventilador instalado
Nuevo ventilador - Instalación


Nuevo ventilador en servicio

Corazón Eucarístico . Consola
Consola junto al altar


Inicio de traslado de consola al coro

Consola - Proceso de traslado
Consola -Traslado por escaleras


Conclusión del traslado

Consola en el coro
Consola junto al órgano










Fotos: Carlos Amadini


Mercedes de las Carreras
Marina von der Heyde
MERCEDES DE LAS CARRERAS.
Experta en conservación y restauración de obras de arte.

MARINA VON DER HEYDE.
Restauradora de obras de arte.

Intervenciones destacadas:
-    Conservación y restauración de la policromía sobre madera en la caja y consola del órgano “Walcker” de la Iglesia Santa Felicitas, Barracas, Buenos Aires. Año 2001.
-    Restauración y restitución de la unidad estética de la caja de madera policromada y lustre de la consola en el órgano “Rieger” de la Basílica del Espíritu Santo, parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, Palermo, Buenos Aires. Año 2013.


Santa Felicitas - Frente sin restaurar
Santa Felicitas - Frente restaurado



Frente rstaurado

Fisura frente

Consolidación

Consola sin restaurar
Consola - Detalle de daños


Consola restaurada

Consolidación
Limpieza frente













Fotos: Mercedes de las Carreras - Marina von der Heyde

Parroquia Guadalupe - Lustre consola
Retoques lateral de la consola
Consola - Tapa frontal
Consola lustrada
Trabajos sobre dorados
Lustre del atril
Lustre del frente del órgano








Trabajos sobre dorados
Lustre en columnas del frente
Apliques superiores en dorado



Apliques en dorado restaurados
Teclados restaurados










Fachada - Vista lateral
Fachada restaurada









Fachada - Vista desde el altar

Fotos: Carlos Amadini

 
OLGA FLORENCIA CASAL.

Ingeniera Forestal y Agrónoma.
-    Identificación de todas las maderas (caja, consola, teclas, secretas, tubos, etc.) que conforman el órgano “Walcker” de la Iglesia de Santa Felicitas, Barracas, Buenos Aires. Año 2001.











Fabio Foresi (foto de su archivo personal)
FABIO FORESI.
Técnico en pianos.

- Colaboración en distintos trabajos de restauración en los órganos de las siguientes iglesias: Santa Cruz, San Carlos y Santísimo Sacramento, todas en la ciudad de Buenos Aires

- Intervención en la limpieza, pulido y acabado realizado en los recubrimientos de marfil de las teclas del órgano “Walcker” de la Iglesia de Santa Felicitas, Barracas, Buenos Aires. Año 2001.



Santa Felicitas - Teclas restauradas
Santa Felicitas - Teclados y registros 













Fotos: Carlos Amadini
Carlos Amadini - "Nino" Huergo

“NINO” HUERGO.
Hojalatero.

-    Confección a medida de 18 pies cónicos en material de zinc para aplicación en tubos del órgano “Inzoli-Locatelli” de la Catedral Basílica de Salta. Año 2010.



Montaje de pies cónicos en tubos
Montaje de pies cónicos











Montaje concluido
Montaje de pies cónicos








Tubos - Vista parcial
Fachada - tubos - Vista lateral
Tubos instalados - Vista parcial











Fotos: Carlos Amadini





Guillermo Alderete (padre)
GUILLERMO ALDERETE (padre e hijo).
Electricistas.
-    Nueva instalación de cables y tablero de comando para el nuevo motor “Ventus” instalado en el órgano “Inzoli-Locatelli” de la Catedral Basílica de Salta. Año 2010.


Guillermo Alderete (hijo)



Tablero de comando 
Armado de llaves térmicas

Conexión al tablero general

Tablero de comando instalado
Ajuste de relevadores térmicos


Conexión del nuevo ventilador

Guillermo Alderete - Carlos Amadini
Nuevo ventilador
Prueba de funcionamiento












Fotos: Carlos Amadini



Diego Díaz - Carlos Amadini
DIEGO DIAZ.
Carpintero.

   Restauración y lustre de la caja y consola del órgano “Walcker” de la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria, Floresta, Buenos Aires. Año 2014.




Fachada sin restaurar
Fachada del órgano sin restaurar

Consola sin restaurar

Consola restaurada
Frente de la consola


Consola - Vista lateral

Teclados y pedalera
Consola cerrada



Frente restaurado - Vista parcial
Fachada restaurada - Vista lateral


Tubos, mueble y consola restaurados
Fotos: Carlos Amadini


En cuanto a los organistas argentinos más destacados que han lucido nuestros órganos, tanto en conciertos como en el uso litúrgico, mencionaremos, entre otros, a Adelma Gómez, Héctor Zeoli, Jesús Gabriel Segade, Sara de Vergara, Armando Fernández Arroyo, Luis Caparra, Ricardo Miravet,  Miguel Juárez, Carlos Cappellaro, José Ciccero, Ezequiel Menéndez, Hna. Cecilia López (Instituto Mater Dei), Osvaldo Guzmán, Felipe Ansuini.

También un gran número de organistas extranjeros brindaron memorables conciertos tanto en la ciudad de Buenos Aires, como así también en órganos a nuestro cuidado en el interior de la Argentina y en  el exterior del país.

Entre los más destacados recordamos a Pierre Cochereau (Francia), Olivier Latry (Francia), Ludger Lohmann (Alemania), Holger Boenstedt (Alemania), Thomas Murray (U.S.A.).

A todos estos artífices sea nuestro reconocimiento y gratitud.